Vivir la tercera edad con una mente privilegiada es cada vez más común, debido a la concienciación, por parte de los adultos que viven esta etapa, de que hay que ejercitar la mente con lecturas, práctica deportiva, ajedrez teatro o apredizaje de algún idioma. Estas actividades agilizan la mente y contribuyen a que la salud mental en la tercera edad sea óptima.

Y es que, tener la mente activa es muy importante para los mayores. Psicólogos de reconocido prestigio han coincidido en que el estudio de una nueva lengua, por ejemplo una clases de inglés, por parte de las personas de la tercera edad, contribuye a la reducción de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y también a tener una buena salud mental, al evitar pensar en los problemas, lo que disminuye los riesgos de depresión y ansidedad.

La importancia de las clases de inglés para los adultos de la tercera edad

Cada vez vivimos más y cada vez nos sentimos más jóvenes. Los avances en la medicina han hecho mucho, pero también la actitud positiva de las personas. La gente mayor a veces piensa que es tarde para empezar a recibir clases de inglés, pero cuando lo prueban, descubren que aprenden más rápido de lo que pensaban, pues ya cuentan con muchos recursos que tal vez desconocían y que, ese reto de aprender algo nuevo les produce mayor vitalidad y positividad.

En Idiomas Watson llevamos más de dos décadas impartiendo clases de inglés a mayores satisfechos, porque nos centramos en su potencial y preparamos nuestras clases enfocándolas a los temas en los que pueden sacar más partido. Somos conscientes de que tener ya el conocimiento de un idioma, cosa que en los niños no ocurre, es una herramienta excepcional para aprender bien el inglés.

Clases de inglés con horarios y formatos adaptados al alumno

No importa que no conozcamos nuestro nivel de inglés. En nuestra academia se realiza una prueba de nivel para incorporar al alumno en alguno de los 12 niveles que componen nuestra oferta formativa. Muchos de los alumnos consiguen en un año avanzar entre tres y seis niveles. Se trabajan, sobre todo, el oído, la fluidez y expresividad en el habla y las estructuras gramaticales. También, si el alumno prefiere mejorar su forma de hablar en inglés y prácticar, existen clases exclusivas de conversación, para ir cogiendo cada vez mayor naturalidad al hablar y educar el oído.

Como sabemos que nuestros alumnos de la tercera edad son de diversos perfiles y tienen quehaceres y necesidades muy distintas, tenemos una amplia selección de horarios en los que elegir recibir nuestras clases de inglés. Nuestra experiencia nos permite clarificar a la perfección cuál es el nivel del alumno, en qué grupo avanzará y se sentirá mejor y cuáles son sus objetivos con el estudio de esta lengua. En definitiva, estamos especializados en impartir clases de inglés a adultos que, si bien no tienen tanto tiempo para aprender como los niños, tienen unas capacidades y experiencia acumulada que les permitirá conocer a la perfección está lengua de forma progresiva.